Entrevistas

Andoni Goikoetxea: «Cuando veo a De la Fuente le digo, ‘Luis, esa sonrisa que tenías antes que no te la quite ni Dios’»

Es noticia

Andoni Goikoetxea

Tiene 67 años y una sonrisa que cruza a nado la ría tras volver a subirse a la gabarra con el título de Copa del Athletic después de 40 años. Fue Andoni Goikoetxea un central imperial. Tenía una pierna zurda que era un mando a distancia. Pero su recuerdo siempre convivirá con la dureza desde aquella noche en la que lesionó a Maradona en el Camp Nou.

Hoy, Andoni Goikoetxea es un hombre feliz que vive en Bilbao y que tiene casa en Madrid, en el barrio de Chamberi, donde recuerda que él un día también estuvo aquí. Jugó tres temporadas en el Atlético de Jesús Gil hasta que se retiró en 1990. Entonces arrancó el entrenador que en todos los sitios hizo lo posible por ser un triunfador. «No me puedo recriminar nada», dice.

De chaval pudiste fichar por el Madrid.

Sí.

Con tu hermano.

Yo juego en un equipo de infantiles de mi pueblo y hay un momento en el que me dicen que el Real Madrid me quería ver. Vine con mi hermano una Navidad. Hicimos una prueba en la Ciudad Deportiva del Madrid antigua. Y como esos momentos no se olvidan, recuerdo que estaba Martín Roales, un delantero asturiano que llegó a jugar en el Castilla.

¿Y entonces?

Me citan para volver en Semana Santa cuando tenga vacaciones en el colegio. Pero esa noticia corre por un periódico local, El hierro, que salía por la tarde en Bilbao y se publica en primera página que el Madrid quiere a los hermanos Goikoetxea. Y en dos días vino gente del Athletic Bilbao a ver a mis padres a casa. Tenía 14 años. A la semana siguiente, ya estaba entrenando en Lezama.

¿Y cómo fue llegar a Lezama?

Yo no jugaba de defensa, sino de interior izquierdo. Era un jugador que tenía buena zurda, que tenía llegada y que tenía gol.

Entonces aspirarías a ser el sucesor de Txetxu Rojo.

No, no. Txetxu Rojo era otro estilo. Yo fui compañero y vecino de él. Txetxu era extremo izquierda. Él era el 11 y yo jugaba de interior.

Eras un chaval.

Imagina. Entraba en el vestuario y veía a Iribar, Villar, Rojo I, Rojo II, Dani, Carlos Ruiz, que era pichichi…. Había gente mítica y con 18 años yo era uno de ellos. ¿Qué podía hacer? Me limité a callar y a trabajar hasta que Rafa Iriondo me hace debutar.

¿Y cómo fue?

Fue en 1975. Creo que en el mes de junio. Jugué de lateral izquierdo contra la Real Sociedad en la ida de Copa en Atocha. Perdimos 3-1 ante una Real que solo en la delantera tenía a Idigoras, Satrustegui y López Ufarte. Pero en San Mames ganamos por el mismo resultado. Llegamos a la tanda de penaltis. Allí, yo tiré uno y ese fue mi primer gol con el Athletic.

¿Quién te dio el mejor consejo posible?

Para mí, el mejor entrenador que he tenido seguramente ni lo vas a conocer, porque fue en mi edad de aprendizaje. Clemente, Iñaki Sáez llegaron a mí en la edad de la exigencia. Pero el que más me enseñó fue Gonzalo Beitia en juveniles. Me dejó claro que en el fútbol hay dos partes. Una es la velocidad y otra la técnica. Pero si no hay técnica, olvídate de todo lo demás. Y Gonzalo era un maniático de la técnica. Nos daba un balón a cada uno y nos dedicábamos a hacer malabares o, por lo menos, a intentarlo. Cada uno a nuestra manera.

¿Fuiste un futbolista técnico?

Ha habido muchas zurdas buenas y reconozco que la mía es una de ellas. Te lo diré de otra forma. Mira, para mí de los futbolistas modernos, y aunque sea diestro, Xabi Alonso ha sido el gran pasador con una precisión milimétrica. A 30, a 40 metros a la distancia, lo que le pidieses. Posiblemente yo con la zurda era igual, porque trabajé mucho con el balón.

En tu Athletic, el zurdo por excelencia era Argote.

Argote era un jugador muy fino. Tenía una zurda enorme. Miraba con la cabeza donde estaban los compañeros y la ponía donde querías. A mí me daba una confianza total cuando subía a rematar. Te puedo decir que en toda la historia del Athletic, que tiene 125 años, el defensa que más goles ha marcado he sido yo: 44. Y, te digo una cosa, hay que meterlos siendo defensa.

Andoni Goikoetxea

Y sin tirar los penaltis.

Alguno marqué, pero en aquella época normalmente los tiraba Dani con la famosa paradiña.

Pero a mí el que más me gustaba era Argote.

Estanis era una persona extraordinaria. Me acuerdo cuando íbamos a algún festejo, él solía llevar el acordeón en el coche, en el maletero. Y nosotros lo sabíamos. Y le decíamos, «Estanis, ves a por el acordeón». Primero decía que no quería, porque él era muy reservado. Pero luego se animaba y eso hacía equipo y recuerdos.

Dani, Sarabia y Argote en la delantera. ¿Ha existido una mejor en el Athletic?

Esa es la mítica. Si tiras muy atrás te viene la de Iriondo, Venancio, Zarra, Panizo y Gainza, que también eran ganadores de títulos. Pero yo no les he visto jugar. Así que solo puedo hablarte de nosotros, que hemos sido los últimos en ganar dos Ligas. La anterior fue en el año que nací yo, en 1956, lo que quiere decir que ganar una Liga nunca fue fácil.

Sarabia tenía fama de ser un tío difícil.

Mira, ayer estuve con él y con Urtubi para una entrevista. Para mí, Sarabia era un artista. Técnicamente ha sido de lo más completo que he podido conocer y que nunca conoceré. Le fallaba un poco la condición física. Pero tenía calidad y gol y cada gol suyo era distinto.

Ya lo creo.

Yo coincidí mucho con él. Hicimos juntos la mili en la base de Zorroza de automóviles. Y, por cierto, no nos pudimos quejar. El cuartel lo estaban desmantelando y no había muchos comandos. Recuerdo que fuimos voluntarios y en esa época se decía «voluntarios ni a la mili». Pero Sarabia y yo nos dijimos, «vamos, ¿por qué no vamos?», y fuimos. Él es un poco más joven que yo.

¿Eras su hermano mayor?

No, era su amigo, su compañero.

¿Y cómo se pelea con Clemente?

Aquello dio para hablar mucho, incluido mentiras. Y fue algo puramente deportivo. Sarabia no congenió con Clemente y ese fue el problema. Uno quería una cosa y otro otra. Y de ahí vino la destitución de Clemente cuando pega un órdago en el que dice «o Sarabia o yo» y la junta directiva cesa a Clemente.

Y ahí se termina el Athletic campeón.

Recuerdo que un día estaba la Junta reunida en un piso de Alameda Rekalde para tratar el problema. Y a las doce de la noche fuimos todos los jugadores, excepto Sarabia (que se quedó en su casa), para intentar salvar a los dos. De hecho, Sarabia estaba informado de que íbamos a ir allí para que la Junta no tomase ninguna decisión drástica.

¿Y quién era el que más alzaba la voz?

No, no. Nadie era más que nadie. Ahí no levantaba la voz nadie, y mira que había gente de mucho calado como Zubizarreta, el Chato Núñez…, había internacionales. Pero sabíamos cuando hablar y cuando callar. Sobre todo porque olíamos que aquella reunión iba a desencadenar algo gordo que no se podía evitar.

¿Y?

A la mañana siguiente, cuando iba en coche a Lezama, lo primero que hago es encender la radio. Y el titular en todas las emisoras es que Clemente había sido cesado por Pedro Aurteneche que además era su amigo e Iñaki Sáez, que era el hombre de Lezama, se hizo con las riendas del equipo.

Andoni Goikoetxea

¿Fue Clemente un pionero?

Yo tengo que hablar bien de él. Era un gran entrenador. Daba mucha confianza. Lo que decía se le entendía y a veces no es fácil. Era muy didáctico, muy claro. Hablaba sobre todo de los errores no forzados, como en el tenis, e insistía en que esos son los que no hay que cometer. Nos decía, «errores en el fútbol se cometen continuamente, pero lo que no puedes es cometer errores en zonas de una influencia decisiva». Y esa idea me acompañó siempre.

Fue un entrenador irrepetible para el Athletic.

Lo llamaban el rubio de Barakaldo. Era un poco mayor que Dani, de la misma edad que Txetxu Rojo. Había gente que había jugado con él. Yo no le vi jugar. Ya venía con la lesión. Tenía en la tibia una herida que no le cerraba. Andaba siempre con apósitos. Pero los que le vieron decían que era un fenómeno y cuando hacíamos el partidillo se solía meter en algún equipo y ya se veía que tenía clase y que era una zurda privilegiada.

Siempre estaba con algún cigarrillo en la boca.

En aquella época, sí, pero hace tiempo que ya ha dejado de fumar.

¿Y en ese vestuario del Athletic había fumadores?

Alguno igual, sí, pero no hemos sido fumadores. Igual en una comida cogía uno y se fumaba uno. Pero eso no es fumar.

Hoy, si le pillan en redes sociales en esa comida, sería un crimen.

Ahora estaba más que demostrado que fumar no es bueno. Pero es como la alimentación. Ya todos sabemos que eres lo que comes. Y mira que yo creo que en mi época comíamos bien. Pero mi nutricionista era mi madre, mi mujer. Ahora es un profesional que te dice lo que tienes que hacer hasta rozar la perfección. En mi época era imposible. Eso no existía.

¿Hacías excesos con la comida?

Yo creo que comía bien. Pero no sé si era el momento idóneo para comer lo que comía porque no había un profesional que te lo controlase y que midiese el peso exacto con el que debías jugar. Ahora todo eso está al milímetro e, incluso, hay muchos libros que se titulan que somos lo que comemos.

¿Cómo era Zubizarreta?

Como es hoy. Un tío bonachón. Un tío que cuando habla se le escucha. Recuerdo cuando llegó. Siendo tan joven, llamaba la atención. Era un tío que elegía las palabras, que nunca hablaba por hablar. Esa gente infunde respeto. Ya Zubizarreta se le respetaba, porque era eso: un tío honesto, de los que mejoraba un vestuario. Y mira que el vestuario del Athletic siempre ha sido un ejemplo,

¿Y cómo pasó lo de Sarabia?

Lo de Sarabia fue hace 40 años por como se desarrolló todo. En definitiva: lo de Sarabia fue una excepción en nuestra historia.

Trabajaste con Clemente en la selección como segundo.

Pero antes lo tuve de entrenador en el Atlético con Jesús Gil.

¿Y cómo era ese Clemente? ¿En qué se parecía al del Athletic?

Recuerdo que Gil le echó yendo segundos… Pero, sí, las condiciones no eran las mismas que en el Athletic. Recuerdo que a veces él provocaba las polémicas voluntariamente. Lo que le interesaba era el grupo y que nadie lo tocase. Es verdad que se metía en fregados, pero a la vez sabía lo que hacía. Si alguien se metía con el equipo era el primero que saltaba.

Andoni Goikoetxea

¿Y cómo empiezas a trabajar con él en la selección?

Cuando dejo el fútbol en 1990, voy al Athletic con Lerchundi de presidente. Entró en Lezama de entrenador, de ayudante de Iñaki Sáez. Llevo el juvenil de división de honor. Pero en el 92 Clemente es elegido seleccionador y me llama. Me dice que quiere que sea su ayudante y yo digo que sí. Me salgo de Lezama y estoy con él en la selección hasta el 96. Él era el absoluto, pero yo llevaba todas las categorías inferiores. Y ahí se lograron éxitos.

¿Y Clemente te daba libertad?

Hablábamos antes, sobre todo de la sub-21, si había algún jugador que le interesaba.

Sin móviles, estaríais muchas horas al teléfono fijo.

No, no te creas. Lo hablábamos en los viajes, en persona, incluso. Date cuenta de que éramos vecinos en Las Arenas. Vivíamos a 300 metros. Él me llamaba, «Andoni, ¿dónde estás? ¿Estás en casa?», y yo iba a la suya, que vivía en un chalet y en cinco minutos estaba y no se sabía cuando podíamos acabar.

Y hacíais a papel y bolígrafo las convocatorias.

Y hoy también se hacen así (risas), lo que pasa es que luego hay que pasarlas a limpio. Pero, sí, en todas las convocatorias siempre sale alguno que quieres ver. Hoy hay mucha maquinaría en televisión, en el ordenador. Pero entonces había que ir a verlo. Yo iba a ver partidos todos los fines de semana. Y me ponía en contacto con los seleccionadores regionales cuando quería saber de algún futbolista que luego siempre iba a ver.

La primera mancha negra de Clemente en la selección es el gol que falla Julio Salinas ante Pagliuca en el Mundial de EEUU 94.

En Boston. Contra Italia. Yo estaba en el banquillo con Clemente. Fue un drama, sí.

Y luego vino el codazo de Tassotti.

Aquel partido fuimos muy superiores a Italia. Merecimos haber ganado. Pero perdimos. Hoy, a Tassotti lo hubiesen sancionado por partir la boca a Luis Enrique. Y la acción de Salinas es una más del fútbol. La podía marcar o no. No la marcó. Yo recuerdo un silencio que hablaba. Los silencios del fútbol. En el autobús no se decía nada. Habíamos perdido una gran oportunidad. Lo sabíamos. Tenías mucha rabia.

Había que hacer las maletas en la habitación.

Te cogía Julián del Amo y te decía a la hora que el avión sale a Madrid. Todos callados, todos tristes porque digas lo que digas no va a cambiar nada. Decir que lo mereciste y no lo conseguiste. Eso no vale para nada.

¿Y cómo se consoló a Julio Salinas?

Fue difícil. Igual que a Luis Enrique. Pero, al final, te queda la satisfacción de haber hecho buen fútbol, un buen Mundial… Teníamos un gran Hierro, un gran Caminero, Nadal, Alkorta, Guardiola también estaba. Había un muy buen equipo, pero chocamos con un pero que nunca tuvo solución. Habíamos perdido. Teníamos que volver a casa, hacer la maleta, como dices, deprisa y corriendo.

Andoni Goikoetxea

Y dos años después Clemente acaba pegándose con Jesús Gallego, periodista de la Cadena SER, en la Eurocopa 96.

Jesús Gallego me parece un tipo muy listo, muy preparado. Cuando le veo por ahí lo saludo afectuosamente. No tengo malas vibraciones al recordar su nombre Y, mira, yo no sé si se pegaron. Yo no lo vi. No sé lo que pasó. Pero son esas cosas que pasan. Las charlas de Clemente eran así. Recuerdo que también tenía polémica con Alfonso Azuara… En todas había algo. Además, entonces en sus ruedas de prensa podía entrar cualquiera. Eran entretenidas. Tenían un fondo de gusto, de polémica.

¿Y tú participabas?

Qué va. Yo las veía callado como un periodista más. No le decía nada.

Cuando cae ante Chipre y echan a Clemente, tú ya no estás con él.

En 1996 yo ya había cumplido una etapa en la selección. Ya me tocaba estar de primero. Tenía que dar el paso. Y lo di y, a partir de ahí estuve en el Salamanca con un ascenso a Primera; en el Compostela con Caneda; en el Numancia donde mantuve al equipo en Primera División (algo que no ha conseguido nadie), en el Rayo, en el Racing, en el Hércules… Lo último fue de seleccionador de Guinea Ecuatorial.

Nunca entrenaste al Athletic.

Nunca me llamaron. Es lo único que se me ocurre decir, lo único que puedo decir.

¿No estabas preparado?

Seguro que sí. Preparado, sí. También sé que se me hubiese exigido más como hombre de la casa y le hubiese hecho frente. Mi vida ha sido el fútbol. En el fútbol no me da miedo nada. Pero nunca estuve en el lugar idóneo en el momento adecuado. Me hubiese gustado, sí. Pero seguro que estaba en otro sitio donde estaría a gusto. Ahora ya no lo echo en falta.

¿Y si mañana te ofrecen entrenar al Athletic?

Si me lo ofreciesen no me puedo negar. Pero eso es imposible porque está Valverde.

Pero tú dirías que sí a pesar de estar jubilado.

Sí, estoy jubilado, sí. Soy pensionista. Pero eso se quita al momento. Ahora estoy como representante institucional del Athletic. Me siento cómodo y a gusto. Pero si mañana sale algo interesante aparcas la pensión, lo tengo claro.

Uno nunca deja de ser entrenador.

Echo de menos el olor al césped, aunque ser entrenador es muy duro. Es una profesión complicada. He tenido muchas alegrías y tristezas porque el fútbol es así. Cuando hay alegrías todo el mundo está a tu lado. Pero en el fracaso el entrenador se queda solo. Me hubiese gustado haber tenido mejores resultados en el Rayo, en el Racing.

¿Y a quién no?

La palabra fracaso nadie la quiere utilizar en el fútbol. Pero el fracaso no significa nada. Es un objetivo no cumplido, simplemente. Pero cuando crees que lo has dado todo y tu profesionalidad estuvo a la altura solo te queda pensar que fue mala suerte. Tu conciencia está libre de pecado. Lo intentaste y trabajaste.

¿Fuiste mejor futbolista que entrenador?

Yo creo que fui un gran futbolista y un grandísimo entrenador.

Andoni Goikoetxea

No te falta vanidad.

A estas alturas de mi vida, la vanidad me la paso por el forro. A mí me hacen muchísimas entrevistas. ¿Quieres que te diga una cosa? No leo ninguna.

¿No vas a leer esta entrevista entonces?

Supongo que sí, porque me la enviarás. Pero no soy de leer. Ya sé lo que dije. Sé que he sido honrado. Que lo he dado todo. Que he tenido mis éxitos y fracasos y que esa es la línea común de cualquier entrenador. En definitiva: me siento muy orgulloso de mi carrera.

¿La lesión de Maradona fue un fracaso?

Me dio popularidad, porque Maradona era el mejor jugador del mundo en los ochenta. Yo estaba en el candelero. Sufrí ese tema. Iba a Inglaterra y en The Sun veía mi fotografía en la portada y un texto «the butcher of Bilbao» como si fuese un auténtico carnicero. Todo eso no me gustaba, pero lo tenía que aceptar.

¿Y no te lo merecías?

Hombre, acepto que su lesión fue una entrada dura a destiempo en la que no calibré bien. Decir lo contrario es una gilipollez. Pero si analizas su lesión Maradona en tres meses ya estaba jugando.

Tenía 23 años.

Su último partido con el Barça fue la final de Copa en el Bernabéu contra nosotros. Ganamos 1-0, gol de Endika. A raíz de ese partido se va al Nápoles. Gana varios scudettos y el Mundial de México 86. Su etapa más brillante como futbolista es posterior a la lesión. Y luego estuve otra vez con él, porque Maradona volvió a jugar a España.

Sí, al Sevilla.

Una de las anécdotas que recomendaría a mucha gente. ¿Te acuerdas de Pineda en el Sevilla? Era uno chiquitín, un zurdo muy bueno. Ver el calentamiento entre él y Maradona los 15 o 20 primeros minutos era un espectáculo, de pagar 20, 30 euros, lo que fuese, solo por verlos. Luego, la competición era distinta y no tiene nada que ver, pero aquel calentamiento… Todavía no lo he olvidado.

Maradona era cuatro años más joven que tú.

Si Maradona fue malo fue para él. He conocido a gente que estuvo con él y todos hablan maravillas: un hombre espléndido que era muy generoso. Recuerdo estando en el Sevilla cuando fue a Bilbao. Estuvimos charlando un rato, una media hora de la familia, de las cosas y bien, muy majo. Pero entró en un mundo oscuro y no salió de ahí.

Tú has tenido más suerte.

Una de las cosas que más valoro es la forma de ser. Mira, cuando veo a Raúl o a Iván de la Peña que los tuve en categorías inferiores (de hecho, el primero que hizo internacional a Raúl fui yo en la sub 18), a día de hoy me ven y me vienen a dar un abrazo ellos y todos los jugadores con lo que estuve. Eso te llena no de vanidad, sino de satisfacción, de la satisfacción del deber cumplido, de haber hecho lo que debías hacer.

Andoni Goikoetxea

¿Y cómo es que Clemente no llevó a Raúl ni a Iván de la Peña a la Eurocopa 96?

No lo sé. Eso era cosa de Clemente. Raúl ya era muy conocido. Ya sabíamos quién era. Pero Clemente tenía sus razones y yo no podía entrar ahí. ¿Para qué le iba a dar mi opinión si a lo mejor no me la pedía? Uno debe tener saber estar.

¿Te sigues viendo con Clemente?

Menos, porque él ya no vive en Bilbao. Se fue a vivir a Zarauz. Pero ahora nos hemos visto con la celebración del título de Copa: todos los que la ganamos el año 84 íbamos en un barco detrás de la gabarra: Zubizarreta, Liceranzu, Urtubi, De Andrés… en fin que te voy a contar.

¿Y con De la Fuente? Él era el lateral izquierdo en aquella defensa con Urquiaga, Liceranzu, Goikoetxea y De la Fuente.

Luis De la Fuente era un lateral izquierdo que tenía muy buena zurda, sí. Físicamente era muy potente. Muy fuerte. Pero sobre todo era muy alegre en el vestuario. Y mira que yo le llevo unos años. Se juntaba con Patxi Salinas, Miguel de Andrés… con los de su edad. Vivían cerca. Pero, sobre todo, recuerdo que era un hombre muy divertido. Ahora, cuando le veo, siempre le digo lo mismo: «Luis, esa sonrisa que tenías antes que no te la quite ni Dios». Pero, claro, ahora la responsabilidad de la selección le hace estar tan atento.

¿Tiene currículum para entrenar a la selección?

¿Quién tenía currículum para ser seleccionador? Lo que le va a marcar son los resultados. Tiene una trayectoria de ver en todas las fases menores a los que hoy están en la selección absoluta. Y ahí sí estaba él. Por lo tanto, en ese sentido es el hombre más preparado. ¿Que no ha estado en equipos de renombre trabajando? Sí, vale. ¿Qué no tiene Copas ni Champions? Sí, vale, pero tiene conocimiento.

¿Y ahora quedas con él?

Ahora le veo en los palcos, sobre todo en el de San Mamés cuando viene a ver algún jugador.

¿Quién era tu mejor amigo en aquel Athletic?

Mi grupo cuando salíamos con las mujeres a cenar era el Chato Núñez, Santi Urquiaga, Estanis Argote, Miguel Sola… Ese era mi grupo. Pero, vamos, que podía haber cenado con cualquier otro. El ambiente del vestuario del Athletic era de diez. Siempre lo ha sido.

¿Qué tal se conservan todos?

Te puedo hablar por mí. Yo me conservo bien. He sido un afortunado a día de hoy con las lesiones. Solo tuve una en el tendón de Aquiles en el Atlético porque hoy veo a compañeros. Uno tiene una prótesis de rodilla. Otro está operado de la cadera derecha y está esperando para operarse de la izquierda. El fútbol es un deporte muy agresivo.

Tuviste fortuna entonces.

Pero yo ya no practico fútbol. A veces, me dicen, «Goiko, aunque sean diez minutos», pero digo que no. No quiero exponerme y mira que hago deporte. Hago bicicleta de carretera, que me encanta y me puedo tirar tres horas. Pero estoy sentado. Tiene su riesgo, pero es otro riesgo.

Andoni Goikoetxea

Con Maceda hiciste una pareja de centrales auténtica en la Eurocopa 84 y en el Mundial 86.

Buena pregunta porque no sé dónde está Maceda ni nadie lo sabe. Ahora, con el 12.-1 de Malta que han estado haciéndonos homenajes, no ha habido manera de localizarlo. Nadie ha podido. No sé donde vive. Dicen que en su pueblo en Sagunto. Primero, estuvo en Gijón. Pero, lo que te digo, no le encuentran. Y, en mi caso, me llevaba de maravilla con él. Era un chaval extraordinario.

Esperemos que lea la entrevista.

Ya te diré si me entero.

¿Tu obra maestra en la selección pudo ser el 1-5 a Dinamarca en México 86?

En ese Mundial teníamos una gran selección. Y el 5-1 la gente me dice de Butragueño y yo les tengo que decir: ¿a qué no sabes quién metió el otro gol porque Butragueño no los metió todos?

Tú de penalti.

¿Pero cuál fue? ¿Qué número hizo?

No recuerdo.

El 3-1. Fue el 3-1 el que marcaba la diferencia y ese había que meterle y lo metí yo. Pero la pena fue el siguiente partido, el de Puebla frente a Bélgica, el que nos hubiese metido en semifinales. Yo estaba sancionado por tarjetas y nos eliminaron. Pudimos haber hecho algo más y no lo hicimos.

Nos eliminaron en la tanda de penaltis. Zubizarreta no paraba uno.

¡Zubizarreta ha parado penaltis! Pero es que parar penaltis en muy complicado. Parece que se iba al sitio equivocado. Pero es que no es fácil.

Se te ve un tipo feliz, ya solo con esa sonrisa.

Tengo todo. Salud, economía, familia. Es verdad que todo se puede mejorar. Pero del 1 al 10 estoy en un 8. Me declaro conforme. Vivo donde me gusta en Bilbao. Vengo a Madrid y puedo ir a ver a los nietos porque una de mis hijas vive aquí.

Cuando viniste aquí a hacer la prueba del Madrid viniste con tu hermano. ¿A qué se ha dedicado él?

Seguro que esta película la has oído más de una vez. Mi hermano falleció nada más jubilarse. Al poquísimo tiempo. Él era del 54, dos años mayor que yo. Era rematador, era delantero centro, alto, valiente. Y, ya jubilado, después de haber trabajado en Altos Hornos en el laboratorio, un día le dice a su mujer, «Raquel, me voy a dormir». Le pegó un infarto y eso fue todo lo que dijo. Una muerte sin sufrir que todos deseamos, en mi caso dentro de veinte años.

Le hubiese gustado vivir el título de Copa 40 años después.

¿A quién no?

¿Cómo la viviste?

Lo viví en Bilbao. Lo pasé con mi familia vestidos todos de rojiblanco dando un paseo por Bilbao, recorriendo las calles, el casco viejo, todo el mundo con sus banderas. Fue algo difícil de narrar. Y luego fuimos a San Mamés a verlo en las pantallas gigantes con una tensión, con unos nervios tremendos hasta el último de Berenguer.

Andoni Goikoetxea

¿Y cómo reaccionaste?

Abracé a todos los que tenía a mi lado, hasta a los que no conocía. Bueno, estaba mi mujer. Y luego hay una anécdota que prueba lo que es el Athletic. Vino el hijo de un amigo desde Los Ángeles, que llegó el viernes, estuvo en mi casa y, al día siguiente, volvió a Estados Unidos.

Y vino porque su padre, Rafael Elías, le había transmitido esta pasión por el Athletic y había fallecido unos días antes. Y el hijo, que se llama igual que yo, Andoni, cogió el avión y estuvo con nosotros todo el día viendo lo que significa el Athletic en homenaje a lo que su padre hubiese querido hacer.

En este Athletic de hoy solo falta Goikoetxea en el centro de la defensa.

Efectivamente. Con Vivian, Paredes y Yeray, los tres centrales que andan muy bien y, a pesar de la final de Aguirrezabala, tenemos posiblemente el mejor portero del mundo: Unai Simón. Te diré más. Dime uno que sea mejor.

¿Kepa?

Vamos a decir las cosas claras. Kepa, de momento, es suplente. Es un gran portero. Pero ahora es suplente.

Lloris.

Podemos decir muchos. Yo te diría Ledesma, el del Cádiz. Me encanta. Pero a Unai Simón le veo todas las semanas. Me parece un portero de envergadura, de salidas, tiene más o menos juego con el pie que ahora es importante. Me parece un grandísimo portero. Insisto: dime uno que sea mejor.

¿Qué me ha faltado por preguntarte?

Quizá por la familia. Tengo una familia extraordinaria, Mi mujer es médico. Tengo dos hijas maravillosas. La mayor hizo ADE. Fue número 1 en la Universidad aquí en Madrid. Trabaja ahora en el tema financiero de la Mutua Madrileña. Tiene dos hijos y está embarazada. Y la pequeña hizo psicología y trabaja mucho on line en Bilbao y tiene una niña ¿qué más vas a pedir?

 

62 Comentarios

  1. Jose Andres

    Central imponente que fue injustamente despellejado por el periobarcelonismo porque osó hacerle una entrada a Maradona. Marcó una época tanto en su equipo como en la selección, también fue un buen entrenador. En definitiva, un tío sano, noble, leal, muy vasco. Un grande Andoni.

    • Estoy in love con José Andrés.

      • Fue junto a Maceda la mejor dupla de centrales de la selección a mi gusto pero es que era buenísimo y yo recuerdo el penalti a Dinamarca que como querían asegurar se lo dieron a él que la reventó luego el quinto que también fue de penalti se la dieron a Butrageño pero un excelente jugador y por lo que se ve también persona. De

    • Fue junto a Maceda la mejor dupla de centrales de la selección a mi gusto pero es que era buenísimo y yo recuerdo el penalti a Dinamarca que como querían asegurar se lo dieron a él que la reventó luego el quinto que también fue de penalti se la dieron a Butrageño pero un excelente jugador y por lo que se ve también persona.

  2. De las entrevistas más insulsas que he leído nunca. El debate sobre si el mejor portero del mundo es Unai Simón, Kepa, Lloris y Ledesma…

  3. Así tratan a los jugadores del Barça. Sólo hay que ir a youtube y ver cómo marcaban a Maradona. Porque contra el Barça todo está permitido. Leed el primer comentario y a el madridista medio le parece bien, «osó hacerle una entrada a Maradona» es el razonamiento. En fin. Futbolista que sabía con quien se metía, y tan amigo de Clemente.

    • Caveat emptor

      ¿Así tratan a los jugadores del Barca? Claro, hombre, no faltaba más. No debes haber visto mucho fútbol, y mucho menos mucho fútbol de aquella época, si de verdad te crees que esto solo pasaba con los jugadores del Barcelona.
      Tan permitido está todo contra el Barcelona que a Goicoechea le sancionaron con 18 partidos, que si no recuerdo mal tras las apelaciones quedaron en 7, y aún así sigue siendo una de las sanciones más duras de la historia de la liga por una falta en juego.
      Ahora, para dejar las cosas claritas: Goicoechea me pareció siempre un guarro como jugador y en mi opinión debería habérsele prohibido jugar para los restos. Pero decir que esto solo pasaba contra el Barcelona, cuando el nivel medio de las defensas de aquella época era de carnicero para arriba, es para hacérselo mirar.
      Y los del Barcelona, como los demás. Y si no, basta con recordar la final de la Copa del Rey de 1983, en la que una una criminal entrada del futbolista del Barcelona Migueli le provocó a
      Bonet, jugador del Real Madrid la rotura de ligamento lateral interno, la rotura del menisco externo y el desgarro de la cápsula posterior de la pierna izquierda. Migueli se llevó una tarjeta amarilla y ahí se acabó el asunto. Así que a llorar a otra parte, cocodrilo, que aquí conocemos al Barcelona.
      Decir que contra el Barcelona se permite todo después de lo que sabemos, es de coña. ¡Negreira, calienta que sales, que contra el Barca todo está permitido! Pero el problema es que quien aquí lo dice no lo dice de coña, sino que parece que realmente se lo cree.
      Y ya lo de mentar al madridista medio cuando en este asunto el Real Madrid ni pinchaba ni cortaba, que era todo entre el Bilbao y el Barcelona, supongo que será porque habrá visto el carné de socio del Real Madrid del tal Jose Andres [sic], porque si no es eso entonces la manía persecutoria de Lupo ya excede cualquier tratamiento posible…

      • Pobre. O es un troll, o es deficiente. O el madridista medio. Por ejemplo Salgado a Juninho. Figo a César. A Benito, que lo conocí, ni lo mienta el troll. Hala, a montar estupideces con otro.

        • Soy tonto. Y me gusta Caveat. Un beso.

        • Caveat emptor

          Estupideces las tuyas cuando dices que contra el Barcelona todo está permitido.
          Ahora te lo voy a explicar clarito, que parece que no te da para entender las cosas si no se te mastican antes. ¿Cuándo he dicho yo que los del Real Madrid no hagan faltas? ¿Cuándo he dicho yo que en el Real Madrid no haya habido jugadores marrulleros y sucios? Ya te contesto yo, que tú, con el retraso que gastas, no llegas a tiempo: nunca.
          Me pones ejemplos que ya conozco. Yo también puedo ponerlos de tu Barsita, pero no estoy jugando al «y tú más». Ya he dicho que en aquella época de Goicoechea las defensas eran criminales, incluida la del Barcelona, y a los defensas del Barcelona se les permitían cosas que hoy serían de cárcel (como a los de los demás equipos, reitero). Además, te repito que a Goicoechea, por su entrada a Maradona, le cayó una sanción que sigue siendo de las más duras que ha habido en la liga española.
          Así que déjate de decir que contra el Barcelona todo está permitido. Dedícate a poner en hora tu reloj, que el retraso que llevas ya es demasiado. Un retraso de dieciochos años… de pagos a Negreira.

          • Toda la pinta, de provinciano y lector del Marca. Estoy seguro que ni conoces el nuevo Bernabéu. Bueno, quieres similitud, busca a una estrella del Madrid que hayan marcado como a Maradona. Sólo una. Pero que se puede decir de una persona que cree que las copas del generalísimo son iguales a las ligas. Y ya no digo nada de que en la posguerra no se pasaba hambre y se veía el fútbol. También debe ser franquista como su familia y votante del Vox, un partido que ha empoderado al provinciano taurino y madridista. Cuando encuentres a esa estrella que haya tenido el mismo marcaje que Maradona respondes, sino quédate en tu cueva.
            Y si quieres hablar de Negreira, habla. Es lo que alimenta al provinciano. De Plaza mejor callar.

          • Caveat emptor

            Insulta, Lupo, insulta, que es lo que te queda. No tienes argumentos válidos y lo sabes.
            Sigue hablando de Franco, y de la posguerra, y del hambre, y olvida mencionar como el Barcelona ganaba ligas con Franco entre el 39 y el 52 cuando el Real Madrid ni las olía.
            Sigue hablando de los marcajes a Maradona y no menciones, por ejemplo, los que se le hacían a Amancio, no vaya a ser que se te joda el relato falaz del nazionalismo barcelonista.
            Y te vuelvo a decir, persona carente de la más mínima comprensión lectora, que nunca he dicho que las copas del generalísimo son iguales a las ligas. Lo que he dicho, incapaz, es que para ser Franco, según tu azulgrana visión de la realidad, tan del Real Madrid y tan anti-Barcelona, no parecía tener ningún reparo en que el club tramposo y corrupto de la ciudad condal ganara su copa ni en entregar de su propia mano el trofeo a los capitanes del más-que-un-club (¿un puticlub?). Ahora vas y lo interpretas como quieras, menso inmenso.
            Y evidentemente que hablaré de Negreira, como ya lo hago. Y si tú quieres hablar de Plaza, botarate, habla, pero que no se te olvide contar primero lo de Antonio Camacho, Xavier Amat y sus cortadoras.

  4. Entrevista insulsa?
    Madre mía…. porque decimos esas cosas.
    Una entrevista enfocada de una manera concreta y listo.
    Me pareció muy interesante.

  5. Compara Amancio con Maradona. Eso es Caveat. Así todo. Provinciano de bar, con palillo en la boca, franquista y taurino. Su felicidad consiste en como caza el galgo. Y quiere hablar de fútbol. No se puede hablar de Franco ni la de la posguerra en que su familia lo pasó bien. Negreira provinciano. Que por cada trato de supuesto favor al Barça en esa época te saco dos de tu equipo. Pero eso se llama evidencia, y claro tú estás leyendo el Marca. No como el tío Plaza, que por cada trato de favor al Madrid no hay ninguno al Barça. Lesión de Maradona incluida. Hala provinciano, arregla esa boina.
    Ah, y por supuesto, a que no has ido a conocer el nuevo Bernabéu…si es que…

    • Caveat emptor

      Lo único que tú sacas es tus vergüenzas, y las de tu equipucho, a pasear. Sigue así, Lupo: sigue ladrando, insultando, inventando, rabiando, mintiendo y echando espumarajos por la boca, y sigue siendo un perdedor como tu club, que las risas que me proporcionas no tienen precio.
      Y mientras tanto, la verdad del Barcelona es la que es: ligas ganadas con Franco, el caso de las cortadoras, casi veinte años de Negreira, amnistías con Villar, la liga mirando para otro lado durante años con el «fair-play» financiero… Ahora sácame dos por cada una, Lupo, pero primero sácate tú lo que del Real Madrid tienes metido muy adentro.

      • Negreira, Negreira, Negreira…soy Caveat. Madura ya, vete a conocer el Bernabeu que ni lo conoces. Sal del bar, y estudia un poco. Franco fue malo. Y se pasó hambre en la posguerra. Aunque tu familia no pasase hambre. Por algún motivo.

        • Murciélago

          Es un troll. No reconocer que el Madrid es el equipo más ladrón de Europa es ser disminuido. Y como soy bueno, voy a pensar que es un troll. En Valencia estamos hartos de esta gente.

          • Todavía no ha dicho qué jugador sufrió el marcaje de Maradona. Amancio no es ni intento. Pero es tan burdo. Yo también he pensado que es un troll.

          • Caveat emptor

            Ay, pequeño quiróptero. ¿Tú también tienes metido muy adentro algo del Real Madrid? Y como soy malo, voy a pensar que eres un orco, feo por fuera y por dentro. A ver si va a ser que de lo que están muy hartos en Valencia es de ti.

          • Caramba, Lupo. ¿Que tú has pensado? Eso sí que es novedad.
            Y a ver si te enteras. El marcaje a Maradona no era ni más ni menos que lo que sufría en aquella época cualquier jugadora técnico y habilidoso. O pasaba el balón o pasaba el jugador. Y si te pillaba Goicoechea, no pasaban ninguno de los dos.
            No tiene nada que ver con tu estúpida afirmación de que «[…]contra el Barça todo está permitido». Que ya hay que ser limitado para pasar de una entrada, por brutal que sea, de Goicoechea, por la que fue sancionado, a afirmar que todo está permitido contra el club de Negreira, las cortadoras, el pasarse el fair-play financiero por el forro, los indultos de Villar, etc. Por hablar solo de España.

        • Caveat emptor

          Lupo, comprendo que con tu retraso no te da para más. Es triste y te compadezco. Por eso no me enfado cuando recurres al insulto, no tienes otro argumento.
          Pero sí: Negreira, Negreira, Negreira. Dieciocho años de pagos injustificables al vicepresidente del comité de árbitros, da igual que entres o salgas del bar. Y lo sabes.
          Y sí, Franco era malo y en la posguerra se pasó hambre. Nunca lo he negado, y lo sabes, so estulto falaz. El problema que tienes, mensito, es que con Franco malo, con hambre y con lo que quieras, el Barcelona ganaba ligas como churros. Y claro, eso te jode, a ti y a tu relato, que es el mismo relato de perdedor acomplejado del club de tus amores. Y por eso te pones a jugar con las preposiciones: el Barcelona ganaba con Franco, como el Madrid, pero el Barcelona ganaba contra Franco y el Madrid ganaba por Franco.
          Pero claro, semejante mierda de argumento, que supone que Franco a veces usaba todo su poder para que el Real Madrid ganara la liga y en cambio otras temporadas le daba amnesia, se olvidaba del asunto liga, y ahí ya sí, el Barcelona ganaba honrádamente la ligasolo a un nazi(onalista) de los de barretina calada le puede valer te inventas «by the face» que entre el 39 y el 52, cuando el Barcelona ganó la mayoría de sus ligas «franquistas» (aunque no todas, nadie es perfecto y tus «argumentos» menos), el fútbol no importaba porque en España se pasaba hambre.

        • Caveat emptor

          No sé porqué el mensaje que posteé se ha cortado. Así que aquí lo mando otra vez, íntegro.
          Lupo, comprendo que con tu retraso no te da para más. Es triste y te compadezco. Por eso no me enfado cuando recurres al insulto, no tienes otro argumento.
          Pero sí: Negreira, Negreira, Negreira. Dieciocho años de pagos injustificables al vicepresidente del comité de árbitros, da igual que entres o salgas del bar. Y lo sabes.
          Y sí, Franco era malo y en la posguerra se pasó hambre. Nunca lo he negado y lo sabes, so estulto falaz. El que quiera asegurarse, o quizá echarse unas risas con los “razonamientos” de Lupo, puede echar un vistazo a los comentarios de este artículo-entrevista: https://sport.jotdown.es/2024/02/20/sadurni/
          El problema que tienes, mensito, es que con Franco malo, con hambre y con lo que quieras, el Barcelona ganaba ligas como churros. Y claro, eso te jode, a ti y a tu relato, que es el mismo relato de perdedor acomplejado del club de tus amores. Y por eso te pones a jugar con las preposiciones: el Barcelona ganaba ligas (de las copas del Generalísimo mejor no hablamos, ¿eh, campeón?) con Franco, como el Madrid, pero el Barcelona ganaba contra Franco y el Madrid ganaba por Franco.
          Pero claro, semejante mierda de argumento, que supone que Franco a veces usaba todo su poder para que el Real Madrid ganara la liga injustamente y en cambio otras temporadas era impotente o le daba amnesia, se olvidaba del asunto liga y ahí ya sí, el Barcelona ganaba honradamente la liga, solo le puede valer a un nazi(onalista) de los de barretina calada, te pones a inventar «by the face» que entre el 39 y el 52, cuando el Barcelona ganó la mayoría de sus ligas «franquistas» (aunque no todas, nadie es perfecto y tus «argumentos» menos), el fútbol no importaba porque en España se pasaba hambre. Y hombre, aunque eso daría aún más mérito a todos esos directivos, jugadores y aficionados del Barcelona que, famélicos y escuálidos, aún tenían fuerzas para jugar o ver jugar a su equipo y, además, ganar trofeos, ya te he dicho que no cuela que el fútbol en esa época no importaba si entre el 39 y el 52 se jugaban dos competiciones nacionales, se llenaban los estadios, se vendían periódicos deportivos que hablaban principalmente de fútbol, se inventaba la quiniela, el jefe del estado acudía personalmente a entregar trofeos en la competición que llevaba su nombre, se construían campos de futbol por iniciativa privada con capacidad para 70.000 espectadores, se montaban trifulcas en los partidos, se obligaba a dimitir a presidentes por esas trifulcas, se fichaban futbolistas y entrenadores extranjeros, en Barcelona había más de 60.000 espectadores en partidos en los que no jugaba ningún equipo de la ciudad, etc.
          O a ver si va a ser que entre el 39 y el 52 los jugadores del Barcelona comían lo bastante como para interesarse por jugar al fútbol; los directivos del Barcelona comían lo bastante como para interesarse por dirigir un club de fútbol y fichar a algún Kubala de la vida; y los aficionados del Barcelona. En cuyo caso supongo que dirás que pertenecían a ese 30% (sí, que los has contado tú) de la población que dices que estaba compuesto por chivatos, serviles, afines, militares, opus y demás calaña que vivía bien con Franco. Lo que entonces significaría que el Barcelona era el ejemplo perfecto del fascista “equipo del régimen”, tanto como el que más. Y de nuevo se te jode el relatito.
          Así que mira a ver si el que pasó hambre de pequeño fuiste tú y eso afectó a tu desarrollo intelectual. De todas formas, de pasar hambre seguro que saben mucho en el palco del Barcelona, porque Laporta se come todos los canapés y los demás se quedan con el estómago vacío.

        • Caveat emptor

          Lupo, comprendo que no te da para más. Es triste y te compadezco. Por eso no me enfado cuando recurres al insulto, no tienes otro argumento.
          Pero sí: Negreira, Negreira, Negreira. Dieciocho años de pagos injustificables al vicepresidente del comité de árbitros, da igual que entres o salgas del bar. Y lo sabes.
          Y sí, Franco era malo y en la posguerra se pasó hambre. Nunca lo he negado y lo sabes. El que quiera asegurarse, o quizá echarse unas risas con los “razonamientos” de Lupo, puede echar un vistazo a los comentarios de este artículo-entrevista: https://sport.jotdown.es/2024/02/20/sadurni/
          El problema que tienes es que con Franco malo, con hambre y con lo que quieras, el Barcelona ganaba ligas como churros. Y claro, eso te jode, a ti y a tu relato, que es el mismo relato de perdedor acomplejado del club de tus amores. Y por eso te pones a jugar con las preposiciones: el Barcelona ganaba ligas (de las copas del Generalísimo mejor no hablamos, ¿eh, campeón?) con Franco, como el Madrid, pero el Barcelona ganaba contra Franco y el Madrid ganaba por Franco.
          Pero claro, semejante mierda de argumento, que supone que Franco a veces usaba todo su poder para que el Real Madrid ganara la liga injustamente y en cambio otras temporadas era impotente o le daba amnesia, se olvidaba del asunto liga y ahí ya sí, el Barcelona ganaba honradamente la liga, solo le puede valer a un nazi(onalista) de los de barretina calada, te pones a inventar «by the face» que entre el 39 y el 52, cuando el Barcelona ganó la mayoría de sus ligas «franquistas» (aunque no todas, nadie es perfecto y tus «argumentos» menos), el fútbol no importaba porque en España se pasaba hambre. Y hombre, aunque eso daría aún más mérito a todos esos directivos, jugadores y aficionados del Barcelona que, famélicos y escuálidos, aún tenían fuerzas para jugar o ver jugar a su equipo y, además, ganar trofeos, ya te he dicho que no cuela que el fútbol en esa época no importaba si entre el 39 y el 52 se jugaban dos competiciones nacionales, se llenaban los estadios, se vendían periódicos deportivos que hablaban principalmente de fútbol, se inventaba la quiniela, el jefe del estado acudía personalmente a entregar trofeos en la competición que llevaba su nombre, se construían campos de futbol por iniciativa privada con capacidad para 70.000 espectadores, se montaban trifulcas en los partidos, se obligaba a dimitir a presidentes por esas trifulcas, se fichaban futbolistas y entrenadores extranjeros, en Barcelona había más de 60.000 espectadores en partidos en los que no jugaba ningún equipo de la ciudad, etc.
          O a ver si va a ser que entre el 39 y el 52 los jugadores del Barcelona comían lo bastante como para interesarse por jugar al fútbol; los directivos del Barcelona comían lo bastante como para interesarse por dirigir un club de fútbol y fichar a algún Kubala de la vida; y los aficionados del Barcelona. En cuyo caso supongo que dirás que pertenecían a ese 30% (sí, que los has contado tú) de la población que dices que estaba compuesto por chivatos, serviles, afines, militares, opus y demás calaña que vivía bien con Franco. Lo que entonces significaría que el Barcelona era el ejemplo perfecto del fascista “equipo del régimen”, tanto como el que más. Y de nuevo se te jode el relatito.
          Así que mira a ver si el que pasó hambre de pequeño fuiste tú y eso afectó a tu desarrollo intelectual. De todas formas, de pasar hambre seguro que saben mucho en el palco del Barcelona, porque Laporta se come todos los canapés y los demás se quedan con el estómago vacío.

          • Por eso el Barça es el club más grande del mundo. Otros ganan, a su manera una champions, y siguen hablando del Barça. No se te entiende provinciano, quítate el palillo de la boca. Infumable el razonamiento entre franquista, Marca y bar. Hala, cuándo encuentres un jugador del Madrid al que hayan marcado como a Maradona, lo dices. Tómate un vino a la salud de tu ídolo, el enano de El Ferrol.

  6. Caveat emptor

    ¡Ea, Ea, Ea, vamos, ya pasó, ya pasó! Ahora te tomas tu biberón y a la camita, Lupito, que tienes que descansar. Y recuerda para la próxima vez: el lubricante es tu mejor amigo. Así te escocerán menos las victorias del Madrid.
    Nah, ahora en serio, debes estar muy orgulloso de tu último mensaje. Estoy seguro de que a partir de ahora podrás marcarte nuevas metas, como dominar tus esfínteres o aprender a usar el cuchillo y el tenedor. Seguro que si lo logras tus papás te comprarán otro juguete. Pero cuidado, si progresas demasiado podrías perder la paguita…
    Ah, y deja lo que sea que estás tomando, que ya hay que alucinar para decir que el Barca es el club más grande del mundo.
    Dices que otros ganan una champion y siguen hablando del Barça, y no te das ni cuenta que el orondo presidente de tu puticlub hizo su última campaña electoral en Madrid colgando una lona para dirigirse a los aficionados del Real Madrid, y presumía (ya no puede) de que durante su mandato el Madrid no había ganado la champions, como si eso hubiera sido porque el Barcelona las había ganado todas en ese periodo. Busca Mateo 7:5, a ver si te enteras.
    En cuanto a lo de provinciano, el palillo, el Marca, el bar… sigue ladrando, Lupito, mientras los títulos del Madrid se te atrancan en la tráquea (o en el recto, quién sabe).
    En cuanto a Maradona, ya te he puesto ejemplos. Que no te valgan a ti, pues es normal, porque a ti no te vale ningún hecho que te fastidie el «relato». Por cierto, búscame tú algún jugador del Real Madrid que haya tenido la protección arbitral que ha tenido Messi, que por mirarle mal ya te sacaban tarjeta, y por pasar a su lado en el área, penalti.
    En cualquier caso , cuando tú encuentres en el Real Madrid pagos durante dieciocho años a Negreira, casos de «cortadoras», gastar por encima de todo límite hasta quedar en la ruina más absoluta con la Liga mirando hacia otro lado durante años, indultos reiterados del presidente de la Federación por sanciones graves, jugadores en activo negociando la organización de torneos en los que participa su equipo, directivos de la cadena que proporciona las imágenes al Var avalando al presidente… entonces ya podrás hablar con motivos. Porque te vuelvo a decir, el problema no es el marcaje a Maradona, el problema son las pajas mentales que te haces para pasar del marcaje a Maradona al «contra el Barça todo está permitido». Que ya hay que tener poca cabeza para decir semejante «boutade» con la que está cayendo en tu club.
    Y respecto al enano del Ferrol, ya sabemos todos el hambre que NO pasaban los directivos, los jugadores y los aficionados que iban a Les Corts los domingos y fiestas de guardar. Ya sabemos también qué club condecoró al enanito en varias ocasiones. Y también sabemos todos qué club ganó mas copas del Generalísimo. Y también qué club ganó más ligas en la época más dura de la dictadura. Si hasta el lema de tu equipo, eso de «más que un club», es obra de un franquista fervoroso y presidente del F. C. Barcelona (porque lo cortés no quita lo valiente), Narciso de Carrera. Así que puestos a buscar idolatras de Franco, empieza por tu equipucho.
    Y respecto al vino, ¿todavía queda después de todo el que te has debido de beber antes de escribir las memeces que escribes? Porque macho, si las escribes borracho tienes un atenuante, pero si estás sereno…

    • Estás hiperventilando, madre mía. Creo que me he pasado con alguien como tú, un franquista de pueblo acostumbrado a que no le lleven la contraria. Y utilizas cualquier cosa. Divagar, no aceptas que contra el Barça vale todo, incluso el marcaje a Maradona, a Neymar, a Messi, y se permite todo a Hierro, Benito, Camach0, Ramos, etc etc. Y eso después de haber ganado una champions. En el trabajo me dicen que te deje, que antes dabas risa, pero ahora das pena. Lo voy a dejar porque parece que te va a dar algo.

  7. No seguiré hasta que no me digas que estás bien, y que no te afecta lo que te escribo. No quiero ser responsable de un vuelco en tu salud.

  8. Caveat emptor

    ¡Ay, pobre Lupito, que contra su Barsita todo está permitido! El Barça, ese club al que le das un hígado y no sabe si trasplantárselo a Abidal o hacerlo encebollado para los canapés de Joan Laporta.
    En el trabajo lo que te dirán es que dejes de decir gilipolleces, a no ser que sean de tu misma cuerda.
    Mira que majo eres, que pones los ejemplos que te convienen como si a Amancio, a Cristiano o a Vinicius, por ejemplo, no les hubieran marcado igual o peor, o como si el Barcelona no hubiera tenido defensas leñeros como Migueli, Eladio Silvestre, Alexanco o Couto. Pero si te vas a poner a nombrar figurones del Barcelona, no te olvides de sus grandes estrellas en la sombra (pero que nunca acaban a la sombra), como Negreira, con un papel estelar en la época más brillante del Barcelona en España, o Şenes Erzik, ahí simultaneando cargos en UNICEF (camisetita del Barcelona) y la UEFA mientras el Barcelona ganaba cuatro de sus cinco copas de Europa. ¡Pero no, es que contra el Barcelona todo está permitido, manda huevos que decía Trillo! Pues no, lo que se hace, permitido o no, es a favor del Barcelona, como que le amnistíen de una sanción que le impedía competir una temporada en la copa. ¡Sácame dos de esas del Real Madrid!
    Para el que aterrice aquí de nuevas, hay que decir que todo esto entre Lupo y yo viene del hilo cuyo link he puesto en un mensaje anterior, en el que mostraba que su mayor afán, la ilusión de su vida, lo que le haría sentirse plenamente realizado, no es plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro, no, sino “demostrar” que al Real Madrid las ligas, y las copas de Europa también, supongo, se las regalaba Franco tras quitárselas al justo vencedor que era el Barcelona, porque Franco era muy madridista y odiaba a muerte al Barcelona y no se iba a la cama feliz sin haber hecho alguna jugarreta al “mas-que-un-club” y además en el Madrid jugaban unos tíos llamados Di Stéfano, Gento, Puskas, Amancio o»Pirri», que cómo van a ganar esos nada sin ayudas.
    Pero claro, ese mundo imaginario que existe en la cabeza hueca de Lupo choca contra la cruda realidad de los hechos, y Lupo se encuentra a la vez con la necesidad y la imposibilidad de explicar, por ejemplo, qué coño estaba haciendo entonces Franco entre las temporadas 39-40 y 52-53, con el Barcelona ganado cinco ligas y el Real Madrid ninguna, o porqué el Barcelona es el club que ha ganado más copas del Generalísimo.
    Lo de las copas Lupo lo liquida argumentando (es un decir) que las copas no valían nada, pero nada de nada, que ya hay que ser imbécil integral o tener la cara de cemento armado para escribir semejante dislate. Lo de las ligas lo elabora (de nuevo es un decir) un poco más y dice, palabras textuales de Lupo en dicho hilo, que “Entre el 39 y el 52 ya te lo he dicho, ni interesaba el futbol. No había qué comer…” y “La que no pasaba hambre sí podía divertirse. Quizá el 30 por ciento” y “también que había gente que vivía mejor como chivatos, serviles, afines o militares que el resto de españoles. Por eso se llenaba ese pan y circo”.
    Ya ha quedado sobradamente demostrado con los argumentos que he expuesto en aquel hilo y repetido en este que ninguna criatura racional puede creerse que el fútbol no importaba nada entre el 39 y el 52. Pero como ya dijo Einstein que la estupidez humana es infinita, y eso que no conocía a Lupo, vamos a intentar contrarrestarla con más argumentos, así que vamos a seguir hablando de Franco, el Barcelona y el hambre y el supuesto nulo interés por el fútbol en la posguerra.
    Resulta, por poner solo un ejemplo, que en 2023 el presidente del Barcelona, Joan Lapuerca, perdón, quería decir Laporta (¿en qué estaría yo pensando?), condecoró con la insignia de oro y brillantes del Barcelona a 14 personas que cumplían 75 años como socios del club, entre los que se encontraba Jordi 3% Pujol (por seguir hablando de enanitos, que a este paso nos sale la alineación completa del Blancanieves F.C.). Eso significa, si las cuentas están bien hechas y todo se hizo a su debido tiempo (que, tratándose del Barcelona, cualquiera sabe), que el maestro Yoda y los otros trece jedis (aunque, tratándose del Barcelona, probablemente sean siths) se hicieron socios al menos en 1948. Toma, en pleno periodo 39-52.
    Así que ahora, Lupo, si puedes por un momento dejar de tocarte mirando fotos de Guardiola, te toca elegir, porque solo hay dos opciones posibles:
    a) Pujolín y los trece magníficos también eran chivatos, serviles y afines del 30% de privilegiados, como tantos aficionados del Barcelona, club del régimen como el que más (y el pequeñín cambió el paso más tarde, que no sería el único caso, porque ahí está, por ejemplo, el profeta de las anchoas, con nombre de chorizo, que pasó de loar a Franco a dirigir Cantabria mientras daba lecciones de democracia; que ni las ratas ni las cucarachas, la única especie animal capaz de sobrevivir a cualquier cataclismo es el político español común).
    b) Entre el 39 y el 52 incluso algunos/bastantes/muchos de los que no eran chivatos, serviles y afines al régimen estaban interesados en el fútbol y comían lo bastante, o al menos les sobraba bastante dinerito después de sufragarse la comida, como para pagar la cuota de socios del Barcelona. Que en el caso de Pujol no es de extrañar, dado su patrimonio oculto en Andorra que, según él, heredó de su padre, porque la familia Pujol sería muy catalanista pero hay que ver cómo prosperó durante la dictadura. Y mientras su club condecoraba al Caudillo, ahí seguía Pujol con su carné de socio.
    Ahora elige la que quieras, Lupo. Francamente, querida, me importa un bledo, porque cualquiera de las dos desmonta completamente tu relatito.
    Y en cuanto a mi salud, no te preocupes. Estoy perfectamente. No estoy hiperventilando, ese ruido que oyes es Laporta gruñendo mientras mastica. Sí, ese señor que le dobló el sueldo a Negreira, puso una lona en Madrid, mandó volando bandejas de canapés, se abrazó a un maniquí, le dio el beso de Judas a Xavi y ha convertido al Barcelona en su cortijo familiar, pero oye, los socios contentos. El club va mal, pero siempre podéis cambiar de actividad y convertirlo en un circo, porque payasos ya los tenéis.
    Así que, por favor, no lo dejes, sigue, sigue, no pares, que no te puedes imaginar las risas que me causan tus memeces. Y ya sabes, ¡la risa es salud!

    • Menos mal, pensábamos que te había dado algo. Me sacas a Couto, Alexanco, Migueli y Silvestre. Madre mía, ninguno a la altura de Hierro, Ramos, Carvajal, Casemiro, Marcelo, Khedira y ya no digo nada Pepe, sin contar a Benito o Camacho o camadas anteriores. Cúbrete un poquito.
      Y todavía no has dicho a quienes marcaron como a Maradona. Pero no se puede sacar donde no hay.
      Lo que no sabemos es porqué tanto odio al Barça. Aquí especulamos, con algo que te ha pasado con algún culé. Algo gordo. Tanto odio merece que ha sido algún amor de tu señora madre o tu señora esposa. Algo así. Bueno, buen fin de semana, franquista.

      • Caveat emptor

        Sí, me había dado un ataque de risa leyendo tus memeces. Te saco lo que quieras, y lo único que no está a la altura es el Barcelona, que está muy por debajo del Real Madrid. Y cúbrete tú tus (des)vergüenzas, que son muchas y variadas como las del puticlub de tus amores.
        Manda narices que me vengas a decir que todavía no he dicho a quiénes marcaron como a Maradona, cuando tú todavía no has dicho quién pagó a Negreiras como el Barcelona, quién tuvo «cortadoras» como el Barcelona, a quién se le permitió gastar por encima de todo límite durante años como al Barcelona, quién tuvo indultos del presidente de la Federación por sanciones graves c0mo el Barcelona, qué jugadores en activo de equipos negociaron la organización de torneos en los que participaba su equipo como los del Barcelona, qué directivos de la cadena que proporciona las imágenes al Var avalaron a algún presidente de club como al del Barcelona… Efectivamente, no se puede sacar de donde no hay: no se puede sacar sentido común, decencia y verdad de un tal Lupo que es capaz de escribir que «contra el Barça todo está permitido».
        Y no, no odio al Barça ni a los barcelonistas, y no me ha pasado nada con ningún culé, de hecho tengo buenos amigos que lo son. Lo único gordo que me ha pasado con el Barcelona es Laporta. Pero sí desprecio a algunos (muchos) aficionados del mas-que-un-club que son incapaces de aceptar la realidad y los errores reiterados que ha cometido en su historia el F. C. Barcelona y se limitan (lógico, dado lo limitaditos que son intelectualmente) a faltar al Real Madrid porque, iluminados los quiere Dios, para ellos otros la culpa de todos los males del Barcelona siempre es del Madrid, que gana injustamente gracias a Franco, a Porta, a Florentino, a los Reyes Católicos, a Felipe V, o a Dios que es madridista. Gente que dice cosas como que «contra el Barça todo está permitido» o «disfruta de esta liga que como todas las del Madrid tienen sabor a atraco». ¿Te suenan de algo, Lupanar?
        Pero eso sí, esa gentuza luego pone de presidente de su club a un tío que abraza maniquíes, pone lonas en Madrid y está empeñado en que con su hígado se pueda hacer foie gras (bueno, así nos evitamos otro caso Abidal). Y la culpa de lo que pase, otra vez del Real Madrid, con dos cojones.
        Y como ya te he dicho en otras ocasiones, no tengo la más mínima intención de caer tan bajo como tú, así que no voy a nombrar a tu madre ni a tu mujer (si las tienes). Pero sí te voy a decir que, con tanta mención como haces a Paquito, estoy empezando a pensar que el que te pone tontorrón no es Guardiola…
        En fin, que te vaya bien, tonto del culé.

  9. Gracias Caveat, gente como tú hace grande al Barça. Tu perorata es infumable, sin nada tangible, bulos y medias verdades. El chiringuito crea monstros. Bueno, y sí fuese que estudiaste en un colegio de curas catalanes o del Barça y tu fuiste un discípulo muy cercano…eso también puede ser para que odies tanto al Barça.

    • Caveat emptor

      Ahí, ahí, como no tienes argumentos para defender a tu puticlub te dedicas a atacar a quien te muestra sus (y tus) vergüenzas. Falacia ad hominem se llama, y solo demuestra tu pobreza intelectual.
      Sigue rabiando, seguidor de un club perdedor que solo ganó cuando fue pagador y pronto volvió a ser inferior.

      • Nos haces grande. Muy grande. Es verdad lo del madridismo sociológico. Tu eres el claro exponente. Gracias por dar la razón a Laporta. El Chiringuito no es un programa informativo. Asume eso. También tu odio puede ser por un trauma. Algo que viste en tu niñez entre tu señora madre y un culé. Pero debes saber que eso pertenece a la condición humana. No culpes a tu progenitora.

        • Caveat emptor

          Lo único verdadero es lo del barcelonismo patólógico, una enfermedad muy grave. Tan grave que te hace delirar, y comienzas a decir sandeces como que «contra el Barça todo está permitido» o que «el Barça es el club más grande del mundo» y a ver fantasmas que conspiran para que el Barcelona pierda. Pero bueno, es una enfermedad, se te compadece, se te desea que algún día recuperes la razón y a otra cosa, mariposa.
          Lo que no es una enfermedad es lo despreciable que eres, metiendo repetidamente a mi madre (y a mi esposa también) en una discusión en la que no tiene arte ni parte. Eso lo haces no porque estés enfermo, sino porque eres una mala persona, sin más, despreciable y punto, un faltoso que tapa su carencia de argumentos mentando a la madre de su oponente. Eso no tiene cura. Pero al menos todo el mundo aquí puede ver claramente lo miserable que eres.

          • Ayer se descubrió unos audios del juez Aguirre. El mismo que lleva el caso Negreira. No digo más. De eso nada. Pero el ignorante no ve el madridismo sociológico. En fin, donde no hay no se puede sacar. Gracias Caveat por demostrarlo, gracias a tu señora madre por haberse enamorado de un culé. Si hubiera triunfado el amor te hubieran cuidado con cariño, pero esa falta de afecto te ha hecho una persona biliosa, amargada. Un abrazo amigo y dale la espalda al odio que tienes al Barça.

          • Caveat emptor

            Lupo, eres miserable, ruin y despreciable. Lo sabemos ya todos, no te esfuerces más en seguir demostrándolo.
            Y a seguir mamando títulos del Real Madrid.

          • Caveat emptor

            «Ayer se descubrió unos audios [sic] del juez Aguirre». Sí, unos audios donde (corrígeme si me equivoco) no se menciona ni al Barcelona ni al Real Madrid. Será por eso que no dices más, porque no hay nada más que decir. Pero oye, Madridismo sociológico. Supongo que Laporta ya habrá puesto la pertinente denuncia. ¿O me espero sentado?
            Pero coño, si quieres hablar de audios, habla de los audios de Rubiales y Piqué negociando con Ceferin. Habla de los audios de Piqué negociando con Rubiales la comisión de la supercopa en Arabia. Habla de los audios de Rosell donde se revelaba la compra de un hígado para Abidal. Y si te cansas de audios y quieres letra escrita, habla del burofax de Negreira a Bertomeu donde le amenazaba con desvelar «las irregularidades [del Barcelona] que he conocido y vivido de primera mano». Habla de todo eso y de cómo nunca hay consecuencias, y luego vuelve a repetir lo de que «contra el Barça todo está permitido», para que nos descojonemos un poco más.
            Y luego sigue metiéndote con las madres de los demás, que es para lo que vales, excremento humano. Eres miserable, ruin y despreciable. Lo sabemos ya todos.
            Y a seguir mamando títulos del Real Madrid.

          • Cómo te gusta sufrir. Después de los audios ya no hay nada que hablar del caso Negreira. Querer imponer el titulo de funcionario publico a los árbitros. En fin. Plap, plap ,plap sonaba el amor que le daba el forofo del Barça a tu señora madre. Hoy nos despertamos con Vinicius y como lo han inflado en este país.
            La prueba de que te importa más el Barça que el Madrid es que no has pisado el nuevo Bernabéu.

          • Caveat emptor

            Como decía el único de los hermanos Marx que nunca tuvo ninguna gracia: “Un fantasma recorre Europa: el fantasma del madridismo sociológico. Todas las fuerzas de la vieja Europa (y de Abu Dhabi, Qatar, etc.) se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma: el Laporta y el Tebas, la R.F.E.F y Ceferin, el PSG y el Manchester City. Y, sobre todo, Lupo.”
            ¿Que Messi se marchó del Barcelona en cuanto dejó de sonar la cartera (o tal vez en cuanto Lagorda trató de abrazarlo)? Culpa del madridismo sociológico. ¿Que había ratas en el Camp Nou? Ratas madridistas sociológicas, of course. ¿Que el Barcelona pagó durante diecisiete años al vicepresidente del comité de árbitros? Culpa del madridismo sociológico, bro, qué fuerte, bro, lo que es capaz de hacer el Real Madrid ¿Qué Piqué le puso los cuernos a Shakira? No me rayes, tío, culpa del madridismo sociológico. ¿Qué el Barcelona se ha convertido en una casa de putas? Culpa del madridismo sociológico, hombre, que Laporta, ese señor tan majo que le subió el “sueldo” a Negreira no tiene nada que ver.
            ¡A ver si va a ser que el que le partió la pierna a Maradona fue el madridismo sociológico y no Goikoetxea!
            Y, frente al “madridismo sociológico” inventado por Lapuerca, tenemos el barcelonismo sucio e ilógico de gent(uza) blaugrana como Lupo (afortunadamente, aún hay barcelonistas de bien), que tira la piedra de unos audios de un juez, esconde la mano de que en esos audios no se menciona al Real Madrid ni al Barcelona, y con esa tergiversación tan burda aprovecha para hacerse el digno e insinuar sucios tejemanejes del Real Madrid. Porque seguro que el madridismo sociológico es culpable de la muerte de Manolete, del asesinato de Kennedy y de la subida del precio de los carburantes. Pero de lo que no es culpable el madridismo sociológico es de que Lupo (de apellidos, Gil i Pollas) sea un mentiroso y un barcelonista, que son cosas que no tienen porqué ir unidas, pero en Lupo casan a la perfección. Porque Lupo es un mentiroso, como ha quedado demostrado repetidamente, además de un ruin y un miserable que solo se excita metiéndose con las madres de los demás.
            Diecisiete años pagando al vicepresidente del comité de árbitros, aunque no sea funcionario eso sigue estando ahí, y por eso todavía hay mucho que hablar del caso Negreira y por eso el procedimiento judicial sigue adelante por, entre otros presuntos delitos, corrupción deportiva.
            Así que el caso Negreira seguirá estando en la historia del F. C. Barcelona por los siglos de los siglos, como las medallitas a Franco, las copas del Generalísimo, las cortadoras, los indultos de Villar, las concesiones de Tebitas con el “fair play” financiero, los avalistas del presi Lagorda que dirigen la empresa que facilita las imágenes del VAR, los chanchullos de Piqué con el presidente de la federación, etc. Pero siempre nos quedará el Lupo clamando al cielo: «contra el Barça todo está permitido».
            Y sigue metiéndote con las madres de los demás, que es para lo que vales, excremento humano. Eres miserable, ruin y despreciable. Lo sabemos ya todos.
            Y a seguir mamando champions del Real Madrid.

  10. Buff que nivelazo de comentarios, Barça, Madrid , Negreira, discusiones de taberna. Maceda y Goiko de lo mejor del centro de la defensa que tuvo la selección.

  11. Murcielago

    Muy mal Lupo. Meterse con con un enfermo, un alcohólico. Muy mal. El borracho está hundido, escribe desde el bar y no para. Creo que la Enciclopedia Británica ocupa menos que su perorata. Habla de Shakira, Kennedy, Piqué, y termina insultando. Debe estar mal de dinero, el alcohol debe ser de baja calidad. Ánimo amigo, deja el bar. ¡Te queremos Caveat! A Lupo no.

    • Caveat emptor

      Dios los cría y ellos se juntan en el Nou Camp. Como semejante atrae a semejante, los dos mierdecillas se jalean el uno al otro y se lamen las pijas, en un sano ejercicio de compañerismo blaugrana. El Lupo-Murciélago es el único animal con dos estómagos y ningún cerebro; no sé cuántos hígados tiene porque por ‘Can Barça’ andaba Abidal, y nunca se sabe lo que puede pasar.
      Por cierto, a ver lo que opina Lupo sobre las costumbres copulatorias de la madre del quiróptero, que igual nos llevamos una sorpresa. Pero por lo visto, para el murciélago eso no es insultar, porque de eso a Lupo no le dice nada. ¡Sorpresa, sorpresa!

      • No llores Caveat. Lo único que haces es llorar. Si te dicen alcohólico es por algo. Y te ha rebatido simple y ordenadamente. Suscribo los de Murciélago. Te pierdes en cualquier respuesta porque no la tienes. Así de simple. Por cierto, ¿has ido ya a conocer el nuevo Bernabéu? Tan seguidor que eres del Madrid…

    • JAJAJA

  12. Caveat emptor

    Hombre, Lupo, si Murciélago me llama alcohólico es porque, al igual que tú, no tiene otros argumentos que el insulto, porque meterse con el Real Madrid siendo del Barcelona es de retrasados, y de retrasados no puede esperar uno ningún argumento coherente.
    No me extraña que suscribas lo de Murciélago, porque tenéis las mismas carencias neuronales. Yo no me pierdo en mis respuestas, lo que pasa es que cualquier argumento que vaya más allá de «Real Madrid, Franco, madridismo sociológico» es demasiado sofisticado para vosotros y no lo entendéis. Comprendo que gente como vosotros, con un cociente intelectual culé , no tiene la capacidad de entender cosas tan sutiles como la ironía, el sarcasmo, la hipérbole o la reducción al absurdo, pero mis comentarios son muy claro y evidente; si no los entendéis, Lupo y Murciélago, es porque soy dos tipos de película (concretamente, de «Dos tontos muy tontos»). Así de simple, tanto como tú.
    Por cierto, dada la manía que tienes con saber si he ido ya a conocer el nuevo Bernabéu, si soy de Madrid, y con llamarme provinciano, tú, tan seguidor que eres del Barcelona, me imagino que por lo menos tienes ocho apellidos catalanes, ¿no? Supongo que sí, eso explicaría tus problemas (la endogamia tiene muy malas consecuencias).
    Y ahora puedes seguir metiéndote con las madres de los demás, que es para lo que vales, excremento humanoide. Eres miserable, ruin y despreciable. Lo sabemos ya todos.

  13. Confesó. Era paleto. Nada más que decir.

    • Caveat emptor

      ¡Cuánta sabiduría hay en los refranes! Concretamente en este: cree el ladrón que todos son de su condición. ¿Verdad, Lupo?
      ¿Tu obsesión con los orígenes geográficos de la gente es por racismo, por xenofobia, o es un mecanismo de compensación de tu complejo de inferioridad?
      Por cierto, donde no confiesa nadie es el Barcelona, que son más del «sostenella y no enmendalla» entre cortadoras, medallas, indultos, hígados, palancas, pagos a vicepresidentes, comisiones con la federación… ¡Para qué seguir!
      Y ahora puedes seguir metiéndote con las madres de los demás, que es para lo único que vales, excremento humanoide. Eres miserable, ruin y despreciable. Lo sabemos ya todos.

      • Murcielago

        A mi no me importa que seas paleto. Ahora que seas un borracho, sí.

        • Caveat emptor

          No estoy hablando contigo, murcielaguito, estoy hablando con Lupo, que tiene una evidente obsesión con los orígenes geográficos de sus interlocutores (¿por qué será?). Claro que también tiene una gran facilidad para insultar a las madres de los demás, el pedacito de mierda.
          En cuanto a ti, deja de preocuparte por problemas que los demás no tienen y preocúpate de lo faltoso que eres, que aún estás a tiempo de solucionarlo. En Valencia seguro que lo agradecerían.

          • Oooootra vez, no sales del bar, eh. Por favor, empieza a vivir, hay mas cosas que el alcohol y los porros. La vida es una, disfrútala de otra forma. Te lo digo porque te quiero Caveat. Caveat, I love you.

  14. Para que todo el mundo sepa como quiero a Caveat. Le voy a decir los síntomas de ebriedad.
    Confusión.
    Vómitos.
    Convulsiones.
    Respiración lenta, por debajo de las ocho respiraciones por minuto.
    Respiración irregular. …
    Piel azulada, grisácea o pálida.
    Temperatura corporal baja, también conocida como hipotermia.
    Dificultad para permanecer consciente o despierto.
    Ahora decidme si no lleva tooooodos los síntomas.
    Deja el alcohol, por favor Caveat. Te lo ruego.

    • Caveat emptor

      Stultorum infinitus est numerus et vespertilionis est unus ex eis nec minimus.

      • Ay borrachín, el murciélago no será tan tonto cuando te ha descubierto el vicio.

        • Caveat emptor

          Es bien sabido que los murciélagos son destacados reservorios y transmisores del virus de la rabia. Aquí mismo tengamos un murciélago rabioso y rabiando.

          • Pobre. Lo malo no es la rabia, lo malo es tener el virus del alcoholismo. No importa lo que me insultes Caveat, yo te sigo queriendo. Lo único que quiero es que seas un espíritu libre, sin influencia de drogas. ¡Ánimo amigo!

          • Caveat emptor

            Entró aquí el quiróptero a mostrar su apoyo al Lupito del sereno, que lloraba y lloraba «porque contra el Barça todo está permitido», a pesar de que semejante subnormalidad da vergüenza ajena. Y como no tenía ningún argumento válido para dar, el quiróptero ya se dedico en su primer comentario a insultar. Y ahí sigue, insultando, porque de donde no hay no se puede sacar y porque en la triste vida de Murciélago la única felicidad es el insulto anónimo en la red.
            Ya lo decía Ramón Gómez de la Serna: «El murciélago es el espíritu santo del demonio.»

  15. Murcielago

    Huy, parece que a Caveat le ha picado un murciélago, está rabioso…huyuyuyyyy…Frida Khalo dice “Quise ahogar las penas en alcohol, pero las condenadas aprendieron a nadar”, el alcohol y la sinrazón no son buenas compañeras Caveat. Yo te quiero, por eso, estaré aquí hasta que prometas que no vas a beber más. Nunca más.

  16. Caveat emptor

    Recapitulemos.
    Jotdown hace una entrevista a Andoni Goicoetxea, al que siempre se recordará por la entrada en la que lesionó a Maradona. Y raudo y veloz acude a los comentarios un Lupo de esos a los que Laporta no da vergüenza ajena, para clamar a los cuatro vientos que ese incidente entre Goico y Maradona es la prueba evidente e irrefutable de que “contra el Barça vale todo” porque por lo visto el tipo cree que Maradona ha sido el único jugador del mundo mundial y de la historia histórica que ha sido lesionado por una entrada alevosa (y sancionada, por cierto, aunque fuera en segunda instancia). Y claro, cuando se le señalan otras entradas y lesiones similares, y además se le dan sobrados ejemplos de casos en los que no solo no valió todo contra el Barça, sino que al Barça se le permitió de todo, pues el pobre hombre se queda sin argumentos, colapsa, se le bloquea el intelecto y pasa a insultar a su interlocutor y hasta a la madre de este, porque cuando se tiene el alma negra (¿o blaugrana en este caso?) no se respeta ni lo más sagrado.
    Y como el número de los tontos es infinito (numerable o no numerable, esa es la cuestión), pues después aparece otro que ya ni hace amago de simular razonar, sino que directamente le pasa la mano por el lomo al lupo y se pone a emularle en lo del insulto, a ver cuál de los dos es capaz de caer más bajo. Dura competencia.
    Y mientras tanto, y por poner solo un ejemplo de tiempos recientes, aquí seguimos esperando que aparezcan los 200 millones de Barça Estudios por los que hace dos veranos la Liga permitió al F. C. Barcelona inscribir nuevos jugadores (que le sirvieron para ganar el campeonato) y de los que nunca más se supo nada. Bueno, sí, se supo que ni estaban ni se les esperaba.
    Y como “contra el Barça vale todo”, no solo no hay sanción sino que ahí tenemos a Tebitas y a su LaLiga tratando desesperadamente de allanar el camino para que este verano el Barcelona también pueda fichar, pasándose nuevamente por el forro el “fair play” financiero.
    Pero claro, es que “contra el Barça vale todo”. Sí, hombre, sí. Y también dos huevos duros.

  17. Murcielago

    Qué alegría Caveat, leerte de nuevo, aunque estés hipando, y desvariando, en fin las consecuencias del alcohol. Nadie en estado sobrio está tooooodo el día con el Barça para aquí, Barça para allá. El Valencia también existe. Y el Madrid como club estado. Y acusando de racismo a tooooodo Valencia. Un consejo, escribe cuando te levantes, que aunque con resaca estarás algo sobrio. Tu amigo que te quiere.

    • Caveat emptor

      Ya sé que eres ignaro y que tienes problemas con la lectura y la comprensión lectora, pero el que está , no se si sobrio o no, todo el día con el Barça para aquí, Barça para allá, es el Lupo ese con el que tan bien te llevas, que se pasa el día llorando porque contra «contra el Barça todo está permitido».el Así que las memeces que sueltas, díselas a él. Pero, claro, eso no lo haces, porque a ti lo que te molesta no es eso, lo que te molesta es el Real Madrid. Y que el Real Madrid gane. Y que gane mucho. Pues ajo y agua, majete.
      El Valencia me importa poco, por eso no hablo de él. Pero no te preocupes, que cuando tenga algo que decir sobre ese equipo, lo diré. Si el Valencia te importa a ti, deja de perder el tiempo aquí y haz algo, que el Valencia existe, sí, pero con Peter Lim no sé que futuro le espera.
      A mi no me habrás visto acusar de racismo a «todo el Valencia» (que no a «todo Valencia»). Pero a algunos aficionados del Valencia les han condenado recientemente por delitos contra la integridad moral con agravante de discriminación por motivos racistas. Si no te gusta que se generalicen casos supuestamente aislados, entonces no generalices tú cuando hablas del Real Madrid, de sus jugadores y de sus aficionados.
      Es que “contra el Barça vale todo”. Hasta cederles a Joao Félix. Y también dos huevos duros.

  18. Muy temprano para estar bebido.
    -Buenos días Caveat
    -Buenos días y el Barça bla bla bla
    -Buen tiempo
    -Sí, pero el Barça, bla bla bla
    -¿Vas a ir al bar?
    -No falto nunca, 24/7, pero el Barça bla bla bla
    Eso es que o estás borrachito todo el día, o que tienes barcelonitis. No hay más.
    Al Valencia lo acusasteis de racistas. ¡vosotros!
    Un abrazo dipsómano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*