Fútbol Femenino

De repartir los errores o asumirlos: alineaciones indebidas y la Copa de la Reina más surrealista hasta ahora

Geyse Ferreira

Todo lo que se necesita para dar un vuelco a una historia es un segundo de lucidez. Tal vez un minuto, un interminable recuento de segundos de lucidez en los que el argumento gira y se retuerce hasta encontrar un punto y a parte, en ocasiones un punto final.

El 10 de enero parecía un día de rutina para el FC Barcelona (y el Sevilla, de paso, aunque del Sevilla hablaremos luego). Una visita a Pamplona, un Sàdar con seis mil y pico espectadores entre los que, como ya es habitual, muchos niños y niñas se desperdigaban por la grada con pancartas y camisetas blaugranas, un trámite de Copa de la Reina en la que salir a jugar y ganar. En Twitter -ese icónico metaverso donde vive la hinchada- todo respiraba normalidad. Se celebraban los goles de Bruna Vilamala que volvía de la lesión maldita con intención de ilusionar y cumplía, se comentaba el partido con el desparpajo diario y reinaba la paz. Pero un segundo, un segundo de lucidez, tiró al traste el relato.

El primero en lanzar la piedra fue un chaval con título y nombre de entrenador, Christian Vieira, como podría haber sido otro, pero fue él. Lo hizo preguntándole a María Tikas Hola María! Es posible que el @FCBfemeni haya incurrido en alineación indebida esta noche contra el @Osasuna?? Geyse fue expulsada el año pasado contra el Sporting de Huelva y hoy está jugando, y adjuntando pantallazo de las incidencias de aquel partido. Como suele pasar, el odio se lo llevó el mensajero, pero aquello era solo el inicio de un jaleo en el que se llevó palos hasta el apuntador, incluida Sandra Sánchez Riquelme por haber tardado en verificar todo el reglamento y constatar que sí, que el Barça, el todopoderoso Barça, estaba fuera de la Copa por un error incuestionable.

Existió la expulsión de Geyse en la Copa pasada como existió la alineación indebida del fichaje del FC Barcelona en la actual. Lo que parece que no existió fue el informe de sanciones en la web de la Real Federación Española de fútbol, un cementerio de documentos en el que desde este verano es imposible buscar nada sin que te salga un banner con la leyenda «404. Parece que te has quedado en fuera de juego», como si fuera culpa del que busca y no de el que no ofrece respuestas. Esa, la de la web, fue la excusa de Jonatan Giraldez, seguramente asesorado para ganar tiempo, pero pobre en el discurso, puesto que en el Código Disciplinario de la RFEF (artículo 40, notificaciones) no se hace referencia a la web en ningún caso, sino alude a que Éstas se practicarán por cualquier medio, incluido, en su caso, el Programa de Sanciones desarrollado por la RFEF, el sistema Fénix, los electrónicos, permitiendo tener constancia de la recepción por el/la interesado/a o su representante, así como de la fecha, la identidad y el contenido del acto notificado. Y ahí llega el reparto de culpas, que en estos casos suelen tener muchos padres.

La tuiterada se olvidó por fin de culpar al entrenador que soltó la liebre en público y a los periodistas que verificaron en privado. Se inició el reparto por el delegado, máximo responsable de tener en cuenta las sanciones que acarrean los fichajes de la temporada pasada, al entrenador por no verificar, a la jugadora por no acordarse, y hasta al Osasuna por haber perdido de nueve y pasar de ronda por una denuncia que, en realidad, podría haber presentado cualquier otro club de la competición 48 horas después del partido. Le tocó su parte hasta a la colegiada del encuentro, Marta Frías, por no parar el partido, e incluso a la RFEF porque tendrían que haber avisado. Si la de Giraldez era pobre, la excusa de proteger al infractor es paupérrima. Las normas son sabidas, el Fénix una herramienta con la que se trabaja día a día, y la responsabilidad es del club, de nadie más.

Sin más explicación que el silencio y el trabajo por vía interna para solucionar el desaguisado, el FC Barcelona siguió con su vida. Y entonces saltó la otra noticia: el Sevilla también tenía su lío, otra alineación indebida con Nagore Calderón como protagonista. Si ya es difícil encontrar un patinazo como este, imagínense dos en la misma jornada. Pero es más: el patinazo puede tener un punto de «bueno, qué se le va a hacer» cuando hablamos de no comprobar las sanciones de un fichaje, pero cuando es la sanción de una de las tuyas es incomprensible.

Nagore Calderón

Aquí la denuncia la pone el Villarreal, que perdió la eliminatoria por la mínima, cuando supo que la madrileña que saltó al campo en el 60 arrastraba una roja del encuentro de la edición pasada frente al Granadilla. Por lo que sea -y ese lo que sea es que no estamos hablando del Barça ni para defenderlo ni para atacarlo- la noticia pasó prácticamente desapercibida, aunque la gravedad sea la misma y, en el caso de un equipo hundido en la tabla de la Liga F y en el que nadie entiende las decisiones de Cristian Toro, suponga además un palo gordo para el vestuario.

La Copa mola, como decía aquel eslogan, y aunque cargue de minutos siempre es un aliciente si las cosas en la competición doméstica no te están saliendo bien. Que se lo digan al Alhama, que mandó a casa al Levante en la prórroga en un partido en el que tuvo que intervenir hasta la Benemérita por cánticos racistas, los mismos, de la misma grada, en la misma competición, que hubo el año pasado frente al Real Madrid. Asunto que también habría que analizar con detenimiento, y es que el que no esté preparado para venir a ver nuestro deporte con civismo, tal vez se debería quedar en la barra de un bar gritando sus basuras mentales, a riesgo de llevarse un banquetazo en las costillas.

Total, que en esta Copa de la Reina en la que la Reina no aparece ni a dar la Copa, pasan cosas. Siguen pasando cosas en este fútbol femenino español que no da ni un día de respiro al que escribe de él. De verdad que espero sentarme un día frente al ordenador y hablarles de fútbol, si yo sé que quieren leerme hablar del 4-3-3, los beneficios y perjuicios de la presión alta, la pizarra a balón parado o la importancia del pivote defensivo. Ya quisiera yo poder.

7 Comentarios

  1. Francisco Muñoz

    La verdad, no se entiende que sea el club actual que ficha a la sancionada por expulsión en su anterior club sea eliminado de una competición por una infracción cometida por dicha jugadora en la anterior edición de esa competición jugando para otro club. Multa a la jugadora y/o al club. No se puede expulsar a uno de los mejores clubs del mundo por semejante disparate. El Real Madrid, Atlético, o la Real Sociedad no convocan en El Sadar a 6.000 aficionadas ni de coña. Haceroslo mirar… Mother mine!…Que país.

    • Me da igual que el Barça no siga en la copa por un fallo descomunal de tipo burocrático.. Pero eso no quita que sea el mejor equipo femenino del planeta..Duele verdad?..No pasa nada ,para el año que viene si se ven otra vez las caras , pués en vez de 0-9 pués a lo mejor les meten una docena.. Porque el Osasuna muy lejos no creo que llegue y no es menospreciar a ningún equipo..Y la culpa la tiene la federación por no poner las amo estadas antes del partido.. Pero es igual me quedo con el baño del Barça al Madrid en la Supercopa masculina..Eso para la caverna Blanca que sois unos malos perdedores.. Gracias..

  2. Juan José Fernández Crespo

    Excelente crónica mi más sincera enhorabuena y admiración por su prosa da gusto leerla.

  3. José Luis Sánchez Garrido

    Felicitaciones al Osasuna por su inminente pase …0-9 y impugnan el partido …un poco de dignidad por favor, aunque tengan razón …ala, pues eso, felicidades por tu partidazo Osauna

  4. José Luis Rodríguez

    No hubo esa comprensión con el Madrid con Cherychev. El Cádiz tenía que denunciar, a pesar de que en cuanto el Madrid se enteró lo cambió en el descanso. ¿Es el Barcelona femenino uno de los mejores equipos del Mundo? Y entonces, ¿qué cojones era el Real Madrid?¿Un equipo de barrio? La norma puede que sea absurda, pero, ¿por qué esas normas absurdas se aplican con toda la dureza contra el Real Madrid, como la expulsión de Modric en Vigo, y a los culés se les perdona todo, como la elección a la carta de Lewan de cuando cumplir su sanción? Ojalá eliminen al Barça y al Sevilla, al menos para que pensemos que en la Federación hay un mínimo de «justicia» y que por lo menos, en apariencia, todos los equipos sean iguales ante la ley.

  5. Si la Federación hubiera publicado las sanciones de cuartos en copa de la reina temp. 2021/2022 en la web oficial de la FEF estaría de acuerdo con que es fallo de los clubs. Pero ha cada reunión del comite ponen un pdf con las decisiones. Porqué en ese aun se puede comprobar que lo dejaron en blanco? Si está en blanco quien consulte ve que no hay sanción. Hay veces que expulsan pero el comité no sanciona pq creen que la tarjeta fue un error. Sevilla y Barça miraron, no vieron nada y las pusieron. ¿Porqué no colgó el PDF la Federación? Eso es lo que deberían responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*