Conflictos Futbol Historia

Derry City FC, el club que se mudó de país… y acabó presidido por un Nobel de la Paz

John Hume fue Nobel de la Paz en 1998 y presidente del Derry City FC

Ganar la liga y la copa de dos países distintos merece la atención de cualquier frikiaficionado que se precie. Especialmente, si el club en cuestión lo ha logrado por motivos políticos y, sobre todo, tristes. Con seguridad, usted, acostumbrado a alguna trampa similar, empiece a recitar de memoria a los grandes clubs de la antigua Yugoslavia y Unión Soviétca. Pero no, no me refiero al Estrella Roja, Partizan, Hajduk Split ni fórmulas parecidas. En esta ocasión, hablamos de un club que ha salido campeón en países llevan mucho más tiempo mirándose a través de una frontera. El Derry City FC, de la ciudad de Londonderry, tiene una de las historias más singulares del fútbol europeo: juega en la liga de la República de Irlanda a pesar de jugar sus partidos en Irlanda del Norte. Lo hace desde 1985. El mundo es tan diverso que es harto complicado saber si su caso es único o no.

El primer detalle que, si bien puede pasar desapercibido, dice mucho de la historia y el devenir de esta institución es el propio nombre del club. La ciudad es Londonderry, ubicada a menos de cinco kilómetros del país con más pelirrojos de la Tierra. Sin embargo, el Derry se desentendió de la primera mitad del nombre, que coincide con la capital del Reino Unido, lo que ya se considera una inequívoca manifestación de intenciones. Ideológicamente, este club se identificó con los nacionalistas republicanos que suspiraban por la anexión de Irlanda del Norte a la República de Irlanda. La mayoría de sus aficionados pertenecían a los barrios católicos del sur de la ciudad. En frente, los protestantes unionistas, reacios a salir del Reino Unido y renunciar a los símbolos de la corona británica.

Con la proclamación de independencia de la República de Irlanda en 1916, el Reino Unido conservó seis de los nueve condados de la región norteña del Úlster. En uno de estos territorios está la ciudad de Londonderry, cuya población comulga mayoritariamente con el catolicismo. Los últimos datos demográfico-religiosos arrojan que el protestantismo representa a menos del veinte por ciento de los vecinos de la ciudad. A nivel nacional, el cuarenta y dos por ciento de los norirlandeses se identifican a sí mismos como católicos. Esto es, la mayoría.

El Derry City FC fue fundado en el año 1928. A partir de los 60, cuando el conflicto norirlandés, conocido como The Troubles y que duró casi treinta años (1968 hasta 1998), la existencia del equipo en la liga norirlandesa se hizo muy complicada. Sobre todo porque su campo, ubicado en el barrio Bogside, fue testigo del «Domingo sangriento» del 30 de enero de 1972 en que catorce personas perdieron la vida a causa de los disparos del Regimiento de Paracaidistas del Ejército Británico. Esa misma temporada, el equipo tuvo que jugar los partidos locales a casi cincuenta kilómetros de su ciudad, en Coleraine, para acabar retirándose definitivamente de la liga por la imposible cohabitación con el resto de clubes. Los enfrentamientos entre aficionados hicieron insostenible su participación en el campeonato doméstico. Brandywell, su estadio, se ubicaba en el área autónoma de Free Derry, un barrio independizado del Reino Unido de manera unilateral. El club pasó a jugar solo las ligas de los escalafones inferiores.

Vuelta a la máxima categoría… vecina
No fue hasta 1985 cuando el Derry City decidió pedir su admisión en la federación irlandesa y jugar en las competiciones de la República de Irlanda con un equipo amateur. Como el Andorra lleva décadas haciendo en la liga española –hay liga y copa andorrana–, pero por motivos muy distintos. Tres temporadas más tarde, en la 88-89, el Derry se proclamaría campeón de liga. Una gesta que repetiría de nuevo, y por última vez, en la 96-97. En su país de origen solo se proclamó campeón en el año 1964.

Desde su inclusión en las competiciones irlandesas, además de las dos ligas mencionadas, el equipo ha frecuentado siempre los puestos de cabeza de la clasificación, disputando varias previas europeas. Copas tiene muchas, diecisiete: once Copas de la Liga y seis FAI Cups. La última la consiguieron el pasado 13 de noviembre tras golear por 4 a 0 al Shelbourne.

El Derry City FC se ha proclamado esta temporada campeón de copa

John Hume, el hombre récord al frente del Derry City
Como es previsible, los Troubles entre Irlanda del Norte, el IRA, Reino Unido y la República de Irlanda han estado muy presentes de la vida del club y la ciudad. Los treinta años de conflicto se llevaron por delante la vida de más de tres mil quinientas personas, de entre las cuales, mil ochocientos eran civiles. Durante el año 1972, en que el Derry City abandonó la máxima competición norirlandesa, el enfrentamiento dejó cuatrocientas setenta y nueve bajas. El peor de todos.

Los Troubles finalizaron con los Acuerdos del Viernes Santo, firmado por el premier británico Tony Blair, el gobierno de Irlanda, David Trimble, del partido unionista del Úlster, los separatistas del Sinn Féin y el Partido Socialdemócrata y Laborista de John Hume. Finalmente, Irlanda del Norte ganaría mayor grado de autonomía con la creación de distintas instituciones propias a cambio de permanecer bajo el paraguas de la corona británica.

Hume, una de las personas más importantes en la solución pacífica de los problemas que asolaron la isla de Eire, recibió el Premio Nobel de la Paz en 1998 junto al ya citado David Trimble. Además, recibió el Premio Gandhi de la Paz y el Martin Luther King. La única persona que podía presumir de tener esos tres reconocimientos en su haber. Cuando Hume dio por finalizada su actividad política en 2001, pasó a la presidencia del club de sus amores: el Derry City FC. Al frente de los rojinegros levantó nueve trofeos coperos y varios subcampeonatos de liga.

A pesar de que el conflicto por la independencia de Irlanda del Norte ya no tenga la crudeza ni la violencia de la segunda mitad del siglo pasado, sigue habiendo episodios de tensión en la ciudad. Por ejemplo, durante el encuentro que enfrentó al Linfield de Belfast, un club que se identifica como protestante, con el Derry City de la disuelta Setanta Cup –una copa que enfrentaba a clubes de toda la isla, una fantástica idea, como podrá intuir, que solo tuvo nueve ediciones– ambas aficiones protagonizaron altercados y actos vandálicos en las inmediaciones del estadio. No se espera que el Derry vuelva a la liga norirlandesa.

John Hume levantó varios títulos al frente del club de sus amores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*